miércoles, 4 de enero de 2012

¬ ¬

Nunca paramos de comernos la cabeza, damos millones de vueltas a nuestros asuntos, a nuestros problemas, a nuestros dudas . . . a veces llegamos a dudar de nosotros mismos. Cuanto mas lo piensas mas lo dudas y cuando mas lo dudas mas te pierdes.

Yo diría que la solucion no es precipitarse, sino dejar que el mismo tiempo te deje saber quien eres y que es lo mejor para ti mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario